Category Archive Prostitutas en ibiza

Byprostitutas elegantes prostitutas asesinadas

Prostitutas elegantes prostitutas asesinadas

prostitutas elegantes prostitutas asesinadas

Me pregunto muchas veces si me alejaba de vosotras haber podido salir de la prostitución y liberarme de esa esclavitud. Sólo se que simplemente tuve mucha suerte. La suerte me la dio la posibilidad de pensar y analizar mi vida en un contexto diferente.

Tuve suerte de poder adquirir herramientas para poner palabras a lo vivido y reflexionar sobre ello. Tuve suerte de tener un entorno favorable que con mucha paciencia y tacto, me ha dejado el espacio para reencontrarme conmigo misma. Pero esto no debería ser una cuestión de suerte. Los derechos humanos no deberían ser como la lotería.

Soy una privilegiada por muchas razones pero principalmente por poder pensar. Pensar me parece un acto de rebeldía. Las putas somos atravesadas por todas las violencias. Y empecé a pensar, a indagar, a encontrar respuestas, a perder el miedo y la vergüenza y a sentirme en la obligación ética de actuar.

Porque yo pude salir de ese campo de concentración que es la prostitución pero millones de mujeres siguen allí, sufriendo la pérdida de identidad, la tortura física y psicológica, el miedo, el desconocimiento, el silencio, la indiferencia, el olvido y el desamparo del Estado proxeneta y de la sociedad cómplice. Queridas hermanas putas, recuerdo lo difícil que se me hacía pensar dentro del campo de concentración.

Tener todos los sentidos puestos en sobrevivir no deja margen para pensar y cuando me recuerdo a mí misma teniendo que tomar decisiones, el miedo me invade y me paraliza igual que lo hacía entonces. Recuerdo nuestras risas, llantos, peleas, nuestras pequeñas conversaciones y planes de futuro. Lo transmito con una imagen, un reloj sin agujas. La esclavitud es una vida sin sentido del tiempo. Sin voluntad para reconocerte a ti misma como persona. Imaginen que el dinero que ganamos en supuesta libertad es usurpado por los proxenetas y que ese dinero beneficia a ayuntamientos, a Hacienda, al Estado proxeneta.

En el prostíbulo pierdes tu identidad y te conviertes en una mujer en serie: El campo te aliena, te despersonaliza. El tiempo se detiene, la mente se separa, el alma se esfuma y tu cuerpo solo intenta sobrevivir. A pesar de que se trata de crímenes machistas por antonomasia, no son reconocidos como tales, ni por las leyes, ni por la gente. En la base de datos de Feminicidio. Sin contar con las desaparecidas por trata. Si apenas importan las prostitutas asesinadas: El campo de concentración nos abduce, nos explota, nos extermina, nos desaparece o nos aniquila de a poco.

Primero descubrí con asombro que el prostíbulo estaba lleno de chicas de mi ciudad: Imaginen una ciudad entera de Rumanía de casi Las caras de algunas mujeres me resultaban conocidas pero hacía tantos años que había perdido a mis amigas de la infancia… desde entonces nunca pude volver a hacer amistad con chicas de mi edad. Supuestamente porque ninguna quería ser amiga de una puta. Eso tampoco cambió después en el campo de concentración.

En la prostitución no hay amistades. Todas queremos salir cuanto antes de allí y no tenemos tiempo que perder. Todas queríamos ser la preferida. Pronto descubrí que esos trajes, esas sonrisas y ese supuesto glamour que se respiraba en el ambiente se quedaban en el pasillo antes de entrar a una habitación. Algunos iban de buenos y me hacían preguntas, me contaban cosas, yo tenía que ser muy amable con ellos y sonreírles, escucharles y aprobarlos con cariño y admiración. Ellos me obligaban a estar allí presente, no sólo en cuerpo sino también en mente.

Aquello era una tortura para mí y sé que también para la gran mayoría de mujeres prostituidas. Tenía que estar allí, verle la cara, sentir sus sucias caricias y su aliento. Y abrazarle y acariciarle. La impotencia y la rabia que me producía eso no puedo describirlo en palabras.

Babosos que querían mi cuerpo, mi alma, mi mente y todo mi ser por un miserable billete. Solía acabar desquiciada diciéndoles que follaran de una vez y se largaran. Luego estaban los que iban al grano. Ellos pagaban, penetraban y se iban.

Por lo menos así podía evadirme y estar mentalmente allí donde quería estar. Para ese tipo de puteros las putas somos solo un cuerpo con orificios para penetrar.

No hay deseo y poco les importa en lo que estamos pensando. Debemos hacer una performance igual que en las películas que vemos en esos televisores las 24 horas del día. Gemir, sonreír y hacer como que estamos participando. Con eso ya les parece satisfactorio. Después se van y nos quedamos con nuestro cuerpo violentado y dolorido. Ser mordida, pellizcada, golpeada, insultada, vejada y reducida a nada. Al principio pensaba que podía identificarles antes de entrar al cuarto pero la experiencia me demostró lo contrario.

Daba igual si el putero era político, juez, policía, fiscal, periodista, sindicalista, obrero, empresario, deportista, casado, soltero, joven o mayor.

Asumamos que los puteros son explotadores, torturadores y hasta exterminadores. La vida de las putas es muy corta gracias a ellos. Y cuando morimos o nos asesinan, seguimos siendo las invisibles. La violencia sigue ahí después de que perdemos la vida. Me lo recordaba una y otra vez mi proxeneta. Añadiendo que yo era libre de hacer lo que quisiera pero mejor ser lista y actuar de forma inteligente.

Manejar a los hombres, sacarles la pasta, tener el poder sobre ellos. Es curioso cómo este mismo discurso lo tienen los y las que dicen estar en contra de la trata pero defienden la prostitución en nombre de la transgresión y la liberación de las mujeres. Los mismos argumentos que han utilizado y utilizan los proxenetas y los tratantes para explotar sexualmente a miles, millones de mujeres en todo el mundo son los que utilizan algunas activistas que defienden la prostitución como un trabajo que empodera y libera.

Me escapé del proxeneta español que me compró porque pronto descubrí que se estaba aprovechando de mí y siempre me quitaba casi todo el dinero. Me escapé y decidí seguir persiguiendo mi sueño. Me quedé atrapada en el sistema prostitucional durante cinco años. La verdad es que en todos los sitios la situación era exactamente la misma. Primero, porque no sabía qué era la trata. Y segundo, porque tenía una idea equivocada de la trata que no iba conmigo.

Hasta a mí me daban pena las mujeres engañadas, obligadas, encadenadas. Y luego otro y otro. Teodora, con el poder que ahora tenía, impulsó algunas leyes en beneficio de las prostitutas. Fue una madame que manejó un burdel en Nueva Orleans durante la época de Storyville un distrito de prostitución. Se le distinguía por la utilización de joyería en exceso. En se mudó a California y estuvo viajando entre ese estado y Luisiana.

Mahogany Hall fue el nombre de su prostíbulo que contaba con 5 pisos de altura y en el que había hasta 40 prostitutas. Fue una prostituta y madame en Virginia, Nevada. A las prostitutas las trajo de San Francisco y las vestía con ropas traídas de París. Fue asesinada en en su habitación, en un robo en el que se llevaron sus joyas, ropa y pieles. La ciudad la quería mucho por lo que al funeral acudieron miles de personas para despedirse de ella. Puede ser identificada por muchos por ser la inspiración para la creación del personaje de Velma Kelly en la obra musical Chicago.

Belva era un ama de casa pero que tenía amoríos con diferentes hombres. Fue acusada de homicidio en cuando asesinó a su amante Walter Law.

La policía la encontró en el interior del automóvil con un arma junto a ella y una botella de alcohol, Belva dijo no recordar nada de lo sucedido. Gaertner acudió en al estreno del musical.

También conocida como Louise Meurand, fue la musa y mayor inspiración del artista Édouard Manet. Meurent fue una joven que soñaba con convertirse en artista, para llegar a eso comenzó a posar frente a artistas a la edad de 16 años.

La necesidad la llevó a prostituirse, pero lo dejó años después cuando aprendió la técnica de la pintura y expuso algunas de sus obras.

prostitutas elegantes prostitutas asesinadas

Prostitutas elegantes prostitutas asesinadas -

Desde el principio, la vida me dio limones, pero siempre traté de hacer la mejor limonada posible. Queridas hermanas putas, recuerdo lo difícil que se me hacía pensar dentro del campo de concentración.

Me lo recordaba una y otra vez mi proxeneta. Añadiendo que yo era libre de hacer lo que quisiera pero mejor ser lista y actuar de forma inteligente.

Manejar a los hombres, sacarles la pasta, tener el poder sobre ellos. Es curioso cómo este mismo discurso lo tienen los y las que dicen estar en contra de la trata pero defienden la prostitución en nombre de la transgresión y la liberación de las mujeres.

Los mismos argumentos que han utilizado y utilizan los proxenetas y los tratantes para explotar sexualmente a miles, millones de mujeres en todo el mundo son los que utilizan algunas activistas que defienden la prostitución como un trabajo que empodera y libera.

Me escapé del proxeneta español que me compró porque pronto descubrí que se estaba aprovechando de mí y siempre me quitaba casi todo el dinero. Me escapé y decidí seguir persiguiendo mi sueño. Me quedé atrapada en el sistema prostitucional durante cinco años. La verdad es que en todos los sitios la situación era exactamente la misma. Primero, porque no sabía qué era la trata. Y segundo, porque tenía una idea equivocada de la trata que no iba conmigo.

Hasta a mí me daban pena las mujeres engañadas, obligadas, encadenadas. Y luego otro y otro. Que iba a ser pobre y que no me llevaría nada material de esos cinco años de experiencia concentracionaria.

La gente se suele extrañar cuando digo que nos dejan marchar en el momento en el que ya no aguantamos esa vida y cuando ya dejamos de creer que algo bueno va a pasar allí dentro.

No debería extrañar que por una mujer que se retira en silencio absoluto y sin el menor apoyo y reparación, en su lugar hay tres nuevas disponibles. Las putas se fabrican a escala industrial porque la industria del sexo las necesita y esta invierte muchísimo dinero en hacer ver a las jóvenes mujeres que su mejor destino es ser putas.

La historia se repite una y otra vez, sin parar. Desde mi lugar he utilizado el olvido como estrategia de resiliencia. Ser hija de la transición y parte de una generación perdida entre lucha de poderes e intereses políticos no ha jugado a mi favor. Nunca pasé hambre, ni frío, ni nada material me faltó. Pero emocionalmente sí pasé hambre, sed y frío. Había muy pocas excepciones. Las putas no tenemos paz.

Me convirtieron en puta sin importarles que yo en realidad quisiera ser médica o profesora. Abandoné los estudios por no soportar toda aquella situación y aquel dolor. Ellos me convirtieron en una puta y cuando lo consiguieron, los acosadores, los violadores y los que manejaban el lado oscuro de la ciudad cambiaron totalmente su actitud hacía mi: Ya me habían doblegado con sus torturas y sus violaciones repetidas… después se dedicaron a repetirme las bondades que tenía la prostitución.

Me convencieron de que mi mejor destino era empezar a ejercer la prostitución en España, me convencieron de que si era lista, en un par de años tendría la vida solucionada, poniéndome como ejemplo algunas pocas mujeres que había en la ciudad, que tenían casas, conducían coches lujosos, vestían ropa de marca y usaban perfumes caros.

Esa es una jugada maestra de los proxenetas. De esta forma se convierten también en salvadores y supremos protectores. Seis meses después cruzaba la frontera de España. Fue un viaje muy duro y era la primera vez que viajaba. Recuerdo sentirme feliz y afortunada. Mis pensamientos, mis deseos, mis sueños, mi esperanza… dibujaban en mi rostro una sonrisa.

Hacía mucho tiempo que no sentía algo parecido. En un par de años iba a ser libre y tendría el reconocimiento y la atención que tanto anhelaba. Me habían dicho que en España los hombres son muy educados, visten trajes elegantes e invitan a copas a las chicas, las cuales tendría que beber y ganaría una comisión; tenía que aprovechar cualquier oportunidad, ser lista, ganar mucha pasta y retirarme cuanto antes. De lo que pasa en la habitación nunca me hablaron. Se entendía que era mantener relaciones sexuales.

Confieso que me ha resultado muy duro hoy hablarles a mis hermanas putas. Sé muy bien cómo llegan a sentirse si los recuerdos y el pensamiento crítico se activa. La desesperación puede apoderarse de ellas al verse en un callejón sin salida.

Como sostenía Audre Lorde: Es hora de que empiece la revuelta de las putas, las esclavas invisibles, y que el empoderamiento feminista sea sin duda una cuestión prioritaria para ellas. Necesitamos la sabiduría de las mujeres para conseguir nuestra liberación. Necesitamos vuestra apoyo, vuestra ayuda y vuestra sororidad para desmontar la casa del amo patriarcado.

Anuncios en prensa, en internet, flyers, tarjetas…. Mujeres como nosotras que merecen vivir una vida libre de violencia proxeneta y putera. Como la mayoría, solo la veía pasar por el barrio. Donde sí se habla de Yingying Y. Bajo el sobrenombre de Lisa, la valoran por su cuerpo, por su cara, por su edad, por su precio y por sus habilidades sexuales.

Los Mossos siguen buscando al asesino de Yingying Y. Su pareja, después de declarar el mismo domingo, quedó en libertad. En lo que va de año, ocho mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en Cataluña. En el caso de las prostitutas que son asesinadas por los clientes, no se contempla como violencia machista a no ser que entre ellos exista un vínculo afectivo.

Sonaron tres campadas en una fría y oscura noche de invierno. Un sereno trataba de combatir la baja temperatura dando pequeños paseos. Le llamó la atención el hecho de que un individuo huyera de un automóvil que acababa de aparcar en la calle El Escorial.

Se acercó a ver qué ocurría. Su olfato no le falló. El vehículo tenía los cristales y la tapicería con manchas de sangre. Avisó a la Policía. Los agentes se presentaron a los pocos minutos. Guiados por el goteo rojo que el vehículo había ido dejando sobre el adoquinado, caminaron hasta un huerto.

Observaron junto a una tapia que la tierra acababa de ser removida. Había una pala con manchas sanguinolentas revueltas con tierra. Cavaron ligeramente y descubrieron el cuerpo de una joven con la cabeza abierta. En el interior del coche hallaron un bolso de mujer. Sabían que dicha identidad correspondía a una famosa prostituta de lujo. Suicidio por envenenamiento con cianuro de potasio. Por su documentación se supo, al estar fichado, que era el propietario del lugar donde se acababa de producir el macabro hallazgo.

Dos extrañas muertes en pocas horas de aquel 11 de enero de Se tensaron los resortes oficiales. Se hurgó en la azarosa vida de la joven asesinada.

Había llegado a la Ciudad Condal procedente de Guasa, una pequeña localidad de Huesca, para labrarse un futuro. Perteneciente a una humilde familia de campesinos, se colocó de sirvienta. Muchas horas de trabajo a cambio de un modesto sueldo. La tarde que libraba solía pasear por zonas concurridas y parques. Observaba cómo los hombres se volvían para observar su esbelta figura.

Ante tal situación se animó a labrarse un futuro mejor. Tenía tan sólo 18 años e irradiaba hermosura. Muy guapa, de cuerpo atractivo y sensual. Decidió sacar provecho a sus encantos entre la alta sociedad. Incluso acortó su apellido, pasando a llamarse Carmen Broto. Emprendía una nueva vida. Muchos la consideraban la Jayne Mansfield española. Acertó a introducirse de modo rompedor en un privilegiado sector político, empresarial y financiero. Pronto se vio rodeada de personajes de alto standing.

La asiduidad con que frecuentaba la cafetería Alaska hizo que mantuviera excelentes relaciones con policías habituales del establecimiento. El hecho de declararse partidaria de Franco, en una población donde la lealtad al Caudillo era una garantía, propició el acercamiento.

En poco tiempo se hizo con una serie de admiradores que pugnaban por sus favores. Conocidos personajes se convirtieron en sus protectores. Hubo quien como Juan Martínez Penas, boyante promotor teatral, la utilizaba de tapadera para ocultar su homosexualidad. Muchos compartieron su lecho, pocos se quedaron hasta el amanecer. Consiguió una pequeña fortuna y una importante colección de joyas. No se recataba en lucirlas cuando salía a divertirse con clientes y amigos. Se creó una complicidad canalla entre ambos.

El joven estaba a punto de contraer matrimonio con su novia de toda la vida. Era hijo de un conocido delincuente profesional. Aprovechando su experiencia se había reconvertido en cerrajero, pero atravesaba una mala situación económica.

Así que ideó un malvado plan para sustraer las joyas a la Cascabelitos , como denominaban a Carmen por su alocada forma de vida.

Dos extrañas muertes en pocas horas de aquel 11 de enero de En ambos casos el desenlace habría sido el asesinato de Prostitutas en montilla prostitutas jovencitas. Si apenas importan las prostitutas asesinadas: Es lo que ha ocurrido en el barrio del Eixample, que ha vivido su particular mes negro con tres víctimas mortales en dos acciones violentas y un tiroteo en el que dos agentes de los Mossos d'Esquadra resultaron heridos leves. Los Mossos siguen buscando al asesino de Yingying Y. Existía la posibilidad de chantaje.

About the author

prostitutas elegantes prostitutas asesinadas administrator

so far

prostitutas elegantes prostitutas asesinadasPosted on10:12 pm - Oct 2, 2012

Paraphrase please the message